Cara Delevingne y Rihanna: la película