¿Clásica o innovadora? Dos maneras de llevar los cuadros escoceses este otoño