Eva Longoria, Karlie Kloss y cómo mover el bote en una presentación