Kim Kardashian, la reina de los selfies, ahora los prohíbe