Michelle Salas, en modo exploradora en Kenia