10 actores que nunca ganaron un Emmy, aunque no lo creas

Pues sí, ya está a la avuelta de la esquina la gran noche para los seriéfilos. Llegan los Emmy de 2015 y lo hacen con la incertidumbre de saber quiénes serán los ganadores en las distintas categorías.

Sobre todo el gran interés está puesto en quién será la serie que se lleve la estatuilla por el mejor drama (¿Será Mad Men en el año de su adiós o dará la sopresa Better Call Saul?). Es la gran joya de la noche, pero no la única. Pues, con el auge de las series y su aumento de nivel progresivo en los últimos años (las series son el nuevo cine) los actores cada vez pujan más fuerte por el Emmy con papeles más importantes. 

Y este año televiso no iba a ser menos. Tanto en el drama como en la comedia hay grandes intépretes que aspiran a alzarse con la victoria en el teatro Nokia de Los Ángeles. Para algunos como Jon Hamm sería la oportunidad de resarcirse de todos los sinsabores que ha ido acumulando en las temporadas de Mad Men.

¿Se resarcirá Jon Hamm?

Y es que ha dejado para la historia un papel del calibre de Don Draper, pero nunca ha vencido. Coincidir con Heisenberg y alguno más le ha penalizado en ello.

Aunque no debería de extrañarse el actor y es que otros grandes también se han quedado sin vencer a los largo de estos 67 años. Uno de los casos que más llama la atención es el de Courteney Cox que no sólo este que no lo haya ganado, sino que nunca ha estado nominada. El resto de la pandilla de Friends sí que lo fue, aunque sólo Jennifer Aniston y Lisa Kudrow vencieron. 

Otro que vio como suscompañeros de reparto vencían, pero él no es Michael K. Williams por Boardwalk Empire. Al menos por esa serie fue dos veces nominados. Es más sangrante que por The Wire y su genial Omar Little no entrara ni en las quinielas. 

Quien sí fue repetidamente nominado por su gran papel es Hugh Laurie, que optó al premio a mejor actor de drama seis veces con House, pero en ninguna se marchó a casa con el triunfo. Eso sí, tiene el consuelo de contar con dos Globos de oro por el mismo personaje. 

Aunque de marcharse a casa sin la victoria sabe mucho Angela Lansbury que pisó el teatro hasta 18 veces con opciones de vencer tanto como actriz principal y secundaria, pero en ninguna ganó. Ella también tiene Globos de oro, en concreto cuatro pero los Emmy nunca la han premiado.

No sólo en el drama se olvida con frecuencia a un actor hipernominado, sino que en la comedia sucede igual. Este es el caso de Steve Carell y sus seis nominaciones por ser Michael Scott, en la adaptación de la serie inglesa The Office, que tanto éxito tuvo en su momento. 

Hay olvidos imperdonables

En el mismo género, pero en la categoría femenina ha sido muy olvidada Amy Phoeler, que anduvo cerca dos veces con Saturday Nigh Live y cinco más con Parks and Recreation. 

Casi el mismo número de veces fue nominado por la academia de televisión Michael C. Hall, pero ni primero con A dos metros bajo tierra, ni después con su gran Dexter saboreó el éxito en la noche de los Emmy

Aunque llama aún más la atención la ausencia entre los ganadores de Jerry Senfield, que durante años protagonizó la serie que llevaba su nombre por título. Concidió con Fraiser y eso le robó muchas opciones de vencer. Al menos, la serie sí se llevó el triunfo una vez. 

Podría compartir su experiencia de no vencer con Charlie Sheen, que es de los cómicos más exitosos en cuanto a audiencia, pero nunca ha logrado vencer.

Muchos de ellos tendrán que pelear los próximos años para poder resarcirse, sólo Jon Hamm tiene opción de llevarse el triunfo este domingo en la gala que presentara Andy Samberg. ¿Conseguirá Hamm salir de ese selecto club?

Fotod: Redes sociales

Ver resumen Ocultar resumen

Una simple pregunta puede desatar al troll que todos llevamos dentro

Ver resumen Ocultar resumen

El vídeo de la actriz porno que ha revolucionado las redes sociales

Ver resumen Ocultar resumen

El Informativo de La1 ha vuelto a traspasar todo límite ético y periodístico 

Páginas