10 momentazos inolvidables de The big bang Theory en sus 200 capítulo

Llegar a los 200 episodios es algo de lo que pocas series pueden presumir. Y entre estas elegidas se encuentra The Big Bang Theory que es la sitcom que marca el paso en los últimos años. Tanto como para que sus actores se hayan convertido en los mejor pagados del panorama televisivo actual. 

Una serie que se ha convertido ya en un clásico y, que pese a las voces que hablan de un desgaste de la misma, sigue dejando momentos inolvidables para sus fans. De hecho, hace bien poco (atención que vienen los spoilers) conocimos que la pandilla de amigos nerds se amplía. 

No, no es que un nuevo físico llegue al grupo, sino que Howard y Bernadette tienen una buena noticia que contar al resto. Y es que la chica de la voz especial está embarazada. Un bombazo que llegó con el especial de San Valentín y que introducirá un nuevo elemento en la ficción. 

Pero en este bicentenario ha habido momentos memorables que todo fan de la serie, a buen seguro, que recuerda. Aunque la ficicón de la CBS promete dejar más instantes para el recuerdo. 

Sheldon y su Need for Speed

Sheldon siempre ha sido un tanto especial y una de sus costumbres que más molesta al resto del grupo es tener que llevarle a cualquier sitio en coche. Él no tiene carnet, y no parece muy hábil para la conducción. No es el mayor ejemplo de autosuficiencia. Y claro, sus amigos llegan a hartarse.

Así que Howard decide crear un simulador para que Sheldon aprenda. El resultado es divertido, aunque no lo sería tanto para el resto de gente que se cruce con él. 

Penny y el robot asesino

Penny siempre ha sido el contrapunto a un grupo de frikis, obsesionados por los cómics, la física y los videojuegos. Así que es habitual que las costumbres del grupo le choquen. Aunque lo peor -para ella- sucede cuando alguno de los cachibaches se interfiere en su vida. 

Si bien, para disfrute de los fans que algo así suceda dispara la comicidad, como en el capítulo en el que un killer robot se interpone en su camino, al subir las escaleras. Divertidísimo. 

Primer beso de Leonard y Penny

Parecía una chica inalcanzable para Leonard. Una historia que iba a marcar la trama de la serie durante mucho tiempo, pero tampoco hubo que esperar en exceso para que triunfara el amor entre ellos (luego también lo hizo en la vida real y hubo rumores de que había vuelto a florecer)

Leonard se ha marchado de una fiesta (el ex de Penny está en ella) y Penny acude a su apartamento. Lo hace habiendo bebido un poco de más y llega el gran momento. 

Mi dulce gatito

Si en Friends la canción de cabecera era Smelly cat (otra de esas similitudes entre ambas sitcom) en The Big Bang Theory es Dulce gatito quien se lleva la palma. Sí, esa nana que Sheldon necesita para dormir cuando está enfermo,y que hace cantar a su madre, a Penny y al que se precie en pasar por su habitación.

Una canción, que por cierto, ha provocado que la productora sea demandada por derechos de autor de la misma.

La noche loca de sexo de Amy y Sheldon

En los inicios de la serie pocos pensaban que Sheldon pudiera tener una relación con una chica. Su interés por ellas era similar al que sentía por la halterofilia. 

Pero Amy llegó a su vida y la cambió tanto que en un capítulo especial (fue así como sucedió) ambos se entregaron a la lujuria. Al más puro TBBT todo sea dicho. 

Howard y la mano robótica

Howard siempre ha tenido gustos particulares y una especial habilidad para que la tecnología esté al servicio de sus placeres. Pero hay veces que la situación se puede complicar. 

El robot ha atrapado el pene de Wolowitz y necesita ayuda para librarse de sus frías garras. Mientras, la madre de Howard trata de subir a la habitaición para llevarles la merienda. Un momento inolvidable. 

Raj y Howard y su toque de pechos

Howard está obesionado con el tamaño de su pectoral; el gimnasio no parece haber surtido mucho efecto en el volumen de su cuerpo. Así que trata de pedir consejo a su fiel amigo Raj; y dejan un instante divertídismo e inolvidable.

Wolowitz enseña sus diminutos pechos a Raj, y éste es sincero y le confiesa que son pequeños. Ni siquiera se pueden mover como los suyos. A todo asiste Bernadette que contempla la situación estupefacta. 

El mejor Bazinga

La expresión de Bazinga es una de las señas de identidad de The Big BangTheory. Leonard conduce su coche, pero lleva un copiloto especial. Sheldon no está en cuerpo, pero sí su cara en una pantalla con la que se comunica con su amigo.

Leonard está harto de él, decide apagar el monitor, pero entonces llega el mejor bazinga que recuerdan nuestros oídos. El cual casi provoca que tenga un accidente. 

Sheldon y la puerta de Penny

No es un momento en sí. Al menos no uno que haya sucedido una única vez en The Big Bang Theory. De hecho, en el vídeo que puede aquí mostramos se contempla toda una sucesión de golpecitos de Sheldon a la puerta de su vecina. Los cuales siempre van a acompañados de una llamada a ella, que es casi un grito de auxilio. Insoportable para cualquiera. Maravilloso.

Sheldon da un discurso borracho

Sheldon tiene que recoger un premio, pero está tan nervioso que cree que no será capaz de dar el discurso al recoger el galardón. Así que sigue la estrategia que usa Raj para conocer a las chicas: beber alcohol. Hasta tal punto que acaba haciéndo un monólogo humorístico en el escenario.

Lo peor no termina ahí  -o lo mejor según se mire- ya que a la mañana siguiente se despierta sin pantalones y sin recordar nada. Leonard y Penny le refrescan la memoria con un vídeo de sus mejores momentos que han subido a Youtube. 

Fotos: Redes sociales

Ver resumen Ocultar resumen

La cantante lo está dando todo en la campaña pro Clinton

Ver resumen Ocultar resumen

La serie de FOX siempre ha ido un paso por delante en la lucha por la integración

Ver resumen Ocultar resumen

Hace 10 años que les conocimos y, aunque no lo parezca, han cambiado bastante

Páginas