El día que Donald Trump saltó al ring... ¡de Pressing Catch!

Le pese a quien le pese, el excéntrico Donald Trump tiene un 50% de posibilidades de ser el nuevo presidente de los Estados Unidos, el próximo mes de noviembre. 

El magnate republicano, a sus 70 años, podría ser el primer showman que llega a la Casa Blanca y lo haría, sin duda, gracias a su sentido del espectáculo televisivo, medio que domina como nadie. Y a las pruebas nos remitimos. 

Presentacion

El pasado catódico de Donald Trump da para tres documentales. Es un tío echao p'alante y no duda en apuntarse a un bombardeo o, como el caso que nos ocupa... ¡a un WrestleMania!

ADEMÁS: El día en que Keith Richards amenazó con un cuchillo a Donald Trump

Sí, como suena. El multimillonario participó en uno de los mayores espectáculos de lucha libre americana y no hace tanto como pudiera parecer. Fue en abril de 2007, en el WrestleMania 23, celebrando en Detroit y organizado por la WWE. 

Su participación se enmarcaba en la que vino a llamarse Battle of the Billionairs (La Batalla de los Billonarios)Especial énfasis en la b de billones. Esta batalla de adinerados le enfrentó a Vince McMahon, el jefazo de la WWE y luchador retirado. 

McMahon-suelo-trump

Eso sí, los dos multimillonarios no se enfrentaron en el ring, pues McMahon habría machacado a Trump. Lo hicieron a lo Juego de Tronos, y cada uno de ellos eligió a un luchador. Además, le pusieron más pimienta a la batalla, acordando que el perdedor... ¡se afeitaría por completo la cabeza! ¿Donald Trump sin pelo? Sólo por eso, ya íbamos con McMahon. 

ADEMÁS: 12 presidentes USA de ficción que lo harían mejor que Trump y Clinton

Así las cosas, el jefazo del mal llamado en España Pressing Catch, McMahon optó por uno de los luchadores con más peso en WrestleMania, Umaga. Por su parte, Trump escogió a Bobby Lashley, quien acababa de defender, con éxito, el Campeonato de la ECW ante Mr. Kennedy. Todo muy presidencial, ¿verdad? 

Para dar más polémica al asunto, McMahon llevó como árbitro a Stone Cold Steve Austin, uno de los luchadores más relevantes de finales de siglo XX quien, sin embargo, parecía claro que beneficiaría a Trump y Lashley. 

Donald-Trump

De hecho, así fue. Lashley terminó ganando el combate a Umaga y McMahon terminó con la cabeza afeitada, para regodeo de un orgulloso Trump. 

ADEMÁS: Caitlyn Jenner, Charlie Sheen y otras celebrities que van a votar a Donald Trump

Y así, amigos, es como este señor podría llegar a la Casa Blanca. Lo que empezó como una broma, tiene asustado a medio mundo y veremos en noviembre. Si pudo ganar un combate en WrestleMania, quién dice que no pueda hacer lo mismo con Hillary Clinton y los demócratas. 

WrestleMania 23

Antes de continuar hablando de WrestleMania, debemos aclarar que respetamos sobremanera el formato. Echando cuentas, es una ficción teatralizada que lleva desde los 80 arrasando en todo el mundo. Para hacerse a la idea de lo que mueve este negocio, no hay más que repasar las cifras de este mismo evento. 

Donald-Trump-mcmahon

El Ford Field, estadio que acogió el evento, batió el récord de asistencia de este tipo de eventos con 80.103 personas. Sólo la venta de entradas, generó un beneficio 5,38 millones de dólares y un impacto para Detroit de 25 millones de dólares. El escenario del Ford Field se comenzó a desarrollar seis meses antes del evento. Una auténtica pasada.

Fotos: WWE

Ver resumen Ocultar resumen

Llegó, vio, cogió la mano de Suso y, con las mismas, no volvió a aparecer...

Ver resumen Ocultar resumen

Porque los programas que llegan del otro lado del planeta pueden ser muy adictivos. Estos son los 10 más locos.

Ver resumen Ocultar resumen

Alvaro no ha sido el primero ni va a ser el último concursante en ser expulsado de Guadalix

Páginas