Homer ya sabe si votará a Donald Trump o a Hillary Clinton

Los ciudadanos de Estados Unidos están en año electoral. El primer martes después del primer lunes del mes de noviembre (esta vez será el 8 de ese mes) tienen una cita con las urnas. Deberán de elegir entre la eterna aspirante y ex primera dama, Hillary Clinton y el magnate de discurso provocador, Donald Trump.

Las encuestas entre el candidato republicano y la candidata demócrata están muy ajustadas. Ninguno de ellos parece obtener una amplia ventaja y, todo sea dicho, ninguno de los dos parece despertar una gran simpatía entre el electorado, ni siquiera en el propio. O, al menos, no del todo.

Así que no es nada extraño que haya aún muchos indicesos, que como siempre se apresuran a definir las encuestas, son aquellos que tiene la llave la para la presidencia. En este caso, tienen el acceso al sillón presidencial del Despacho Oval.

ADEMÁS: La foto infantil de Trump que ha desatado una ola de memes

Imagina cómo sería Estados Unidos con ellos

Y entre esos portadores de la clave se encuentra Homer Simpson, quien aún desconoce a cuál de los dos candidatos va a votar. Él que en temporadas pasadas le hemos visto entregarse a Bush, a Clinton o a Obama, y después huir de ellos no sabe qué candidato defenderá mejor sus intereses. ¿Comer rosquillas a todas horas? Podría ser; por ello la serie de Fox no ha dudado en incluir sus dudas en la trama de uno de sus últimos episodios. 

Las dudas a Homer se las despierta Marge, quien es incapaz de difrutar de sus arrumacos si no tienen decidido en qué candidato confiar. Así que comienzan, por ello, a imaginar cómo sería Estados Unidos en casa de que ganara uno u otra. 

El teléfono rojo suena en la Casa Blanca: lo descuelga Bill Clinton, pero pronto se da cuenta de que la llamada no es para él, y ahí aparece el carácter de Hillary (o Hilaria como diría Celia Villalobos) que le recuerda que "ahora siempre es para mí"

Turno de ver cómo sería Trump en la presidencia. Con pijama largo, de esos que cuentan con gorro, recibe una llamada en la cama. Donde está acompañado por un libro con los mejores discursos de Hitler. 

Dudas resueltas 

Recibe una llamada de emergencia, que tarde en atender para poder acabar un tuit incendiario contra una líder demócrata. En su teléfono se observa algunos de los nombres de su agenda: Ivanka, el escritor de los discursos de Michelle Obama y Putin. 

ADEMÁS: La fiebre Pokémon llega a Los Simpson

Es ahí cuando se descubre cómo Donald Trump se acicala el pelo, para lucir ese tupe cardado que se ha convertido en parte de su esencia. Casi tanto como su amor por levantar muros. Un alzamiento de muros que no podía dejar de salir en la parodia simpsonizada y que es la respuesta de Trump a una nueva emergencia. 

Así que tras verlo todo, Homer decide votar por Trump, pero tras el enfado de Marge por su decisión acaba dando marcha atrás y dice 'Así es cómo me convertí en demócrata'. Habrá que esperar a noviembre, y después a enero, pasa saber quien es el nuevo inqulino de la Casa Blanca y cómo se comporta en ella. 

Fotos: Fox

Vídeo: Youtube

Ver resumen Ocultar resumen

La cantante lo está dando todo en la campaña pro Clinton

Ver resumen Ocultar resumen

La serie de FOX siempre ha ido un paso por delante en la lucha por la integración

Ver resumen Ocultar resumen

Hace 10 años que les conocimos y, aunque no lo parezca, han cambiado bastante

Páginas