Las grandes joyas de Showtime

Ha dejado y deja un gran reguero de series en los últimos años; y pese a ello muchos no la ven a la altura de HBO, en cuanto a calidad. No tiene asociado ese prestigio de cadena que es capaz de generar joyas cada cierto tiempo. Y visto el listado de ficciones que desde Showtime han salido durante la última década habría que reconsiderar la opinión que se tiene acerca de la televisión californiana. O al menos situarla donde merece por nivel de sus ficciones y transgresión de muchas de ellas.

Porque si hay algo que define a Showtime es atraverse a hacer productos que en otras cadenas no han querido o no han podido emitir. Para ejemplo de ello basta con recordar a Dexter. Ese meticuloso asesino en serie con el que se acababa empatizando. Y es que Michael C. Hall recibió un caramelo, en forma de personaje,que supo explotar y sacar todo su jugo durante ocho temporadas. 

Series más arriesgadas

Otra de las series que mejores críticas ha recibido desde que comenzó a emitirse es Homeland. Terrorismo internacional, los servcios secretos y su lucha contra el yihadismo son ingredientes que captaron la atención de todos los espectadores desde el inicio. Eso sí, la primera temporada fue de tal calibre que las siguientes tuvieron difícil seguir la estela. Ahora con los nuevos capítulos recién sacados del horno vuelve a cobrar el pulso.

Aunque para alterar el pulso y todos los sentidos del cuerpo contaban con Californication. Una comedia en la que el sexo estaba presente casi en cada minuto de cada episodio. Una serie que sirvió, además, para volver a situar a David Duchovny en la primera plana del panorama televisivo.

Pero si hay que hablar de comedia que sea marca Showtime y que le haya supuesto a la cadena brindar de felicidad es Weeds, protagonizada por Mary-Louise Parker (El ala oeste de la casa blanca) y que cuenta la historia de una madre californiana que decide pasarse al negocio del cultivo y venta de marihuana para conseguir que su familia subsista.

Siguiendo el hilo de las comedias era pecado obviar la versión estadounidense de Shameless que narra la vida diaria de una familia disfuncional, propia de los barrios donde predomina el white trash (basura blanca).

Abandonando la comedia y yendo hacia el terreno de la tensión y de la acción hay que recordar a Ray Donovan, que desde que comenzó a emitirse hace dos años tiene al público en el bolsillo.

Un presente muy positivo

Un público que también se ha entregado a otras grandes obras como la genial e inquietante Penny Dreadful, que va a contar con la dirección del español Paco Cabezas para los nuevos capítulos de la tercera temporada. Algo que ya hizo otro español como José Antonio Bayona, cuando arrancó la trama. 

Siguiendo con dramas reconocidos y que siguen en emisión hay que rescatar a la valoradísima Masters of sex, que recuerda el trabajo sobre los estudios del sexo que llevaron a cabo, en la década de los 50, el doctor William Masters (Martin Sheen) y su ayudante Virginia Johnson (Lizzy Caplan). 

Si bien, son muchos quienes no la reconocen como la mejor ficción de Showtime en este momento. Si no que destacan a The Affair como tal. Y es que ha sido la última vencedora en los Globos de Oro al alzarse con los premios de mejor actriz para Ruth Wilson y mejor serie dramática. Por su parte, Dominic West (el recordado McNulty de The Wire) no obtuvo galardón, pero vuelve a estar mucho más que solvente. 

Quien también vuelve  a estar estupenda es Edie Falco en Nurse Jackie. La actriz que dio vida a Carmela Soprano -la mujer de Tony- se mete en la piel de una tenaz enfermera neoyorquina. 

Fotos: Showtime/ redes sociales

Ver resumen Ocultar resumen

El capítulo de los vascos del viejo MacGyver fue una obra maestra de lo chanante. ¿Lo repetirán en el reboot que ha estrenado (con exitazo) la CBS? Te lo contamos todo.

Ver resumen Ocultar resumen

A un mes del regreso de la serie, ésta comenzará con una baja relevante

Ver resumen Ocultar resumen

He aquí 10 ficciones estadounidenses de las que hemos encontrado razones (más que de sobra) para incluirlas en este ránking de series que merece la pena no ver.

Páginas